Organizando las Posadas

73

En Miquiosco creemos que las tradiciones mexicanas no deben perderse porque se transmite, a través de ellas, nuestra cultura, historias, leyendas. Una de estas tradiciones son las posadas, fiestas cuyo objetivo es preparar la Navidad; es decir, son festividades relacionadas con la religión católica, comienzan el 16 de diciembre y acaban el 24 del mismo mes. Si te das cuenta son nueve días. Estas nueve posadas significan los meses que la Virgen María estuvo en espera del Niño Jesús.

En sus inicios, las posadas se efectuaban en las iglesias, conventos y capillas. Pero poco a poco se trasladaron a los barrios y a las casas. Por lo que es común observar en diciembre hogares celebrando una posada.

Si tú tienes en mente organizar una, te damos una lista de elementos que no deben faltar en una posada tradicional.

El rosario y las letanías. Sí, las posadas implican el rezo del rosario y el canto de letanías. Por lo que es importante preparar el libro para leer el rosario, el rosario en sí mismo y el libro de letanías.

Imágenes de la Virgen María y José (peregrinos). Así es, si deseas realizar una posada con las de la ley, se requieren estas imágenes para recordar la forma en la que los peregrinos solicitan la posada. En este momento, todos los invitados se dividen en dos grupos: los que representan a los peregrinos y los que darán posada. No olvides tener a la mano el libro de los cantos porque luego uno se olvida de lo que sigue.

Las velitas y luces de bengala. Se requieren para pedir posada. Quienes forman parte del grupo de peregrinos deberán prender las velitas y las luces solicitando la posada y cantando al mismo tiempo.

Piñata. ¡Sí! Y probablemente la parte más común en las posadas mexicanas son las piñatas. No olvides el lazo, el palo o mazo, la bufanda para cubrir los ojos y adultos que te ayuden a vigilar que los pequeños no se acerquen con demasía a la piñata cuando alguien la está golpeando. Lo anterior, para evitar accidentes. Recuerda cantar el “dale, dale, dale, no pierdas el tino…”

Bolsitas de aguinaldos. Esto es clásico. Requieres de bolsitas llenas de dulces para los niños que te acompañan en la posada y así alivias a aquellos que no se llevaron muchos dulces en la piñata.

La comida. Aquí ya depende de tus gustos, pero por lo general se dan tostadas, tacos dorados, enchiladas, etc. Tienes tres opciones: a) hacerlo todo tú misma, b) si es familiar, quedar con las tías, primas y amigas que lleve cada una un platillo o los complementos del platillo principal, y c) mandar hacer los platillos. Si se te ocurre lo último, en Miquiosco contamos con proveedores de alimentos para tu fiesta. No olvides echar un vistazo a nuestra página principal.

El ponche. La bebida tradicional por excelencia en diciembre. De igual forma puedes preparar la bebida tú sola, pedir apoyo a quien siempre le queda delicioso, o bien, mandarlo a hacer. ¡Tan sólo en México existen más de 100 recetas diferentes! No te olvides del “ponche con piquete” con un toque de ron, whisky o tequila.

Complementos. Recuerda tener tu lista de los extras que se requieren para la fiesta: adornos de navidad (que la casa se vea lista parta la fiesta), bolsas para la basura, platos, servilletas, vasos, etc. Antes de que pase cualquier cosa siéntate y realiza la lista de los extras que son necesarios para realizar la fiesta.

Música. Ya encarrerados que nos alcance el gato dijo el ratón. Sí, ya en el ambiente, seguramente, no faltará quien pida bailar; así que prepara música para que todos se puedan mover. Ten preparada una zona para el baile, las bocinas y el aparato reproductor de sonido.

Como te puedes dar cuenta te hemos dado tips para que organices tu propia posada, claro, habrá quien se salte los rosarios o no quiera bailar, eso ya depende de ti que eres quien organiza. No nos queda más que desearte lo mejor en tu posada y ¡Feliz Navidad!

Fotos:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here